Las marcas no deben vivir al margen de lo que pasa en la sociedad. Tomar partido de causas sociales y participar de las conversaciones que tienen lugar en las redes, aparte de ayudar a visibilizar problemas, abrir debates y avanzar hacia una mejora social, ayuda a crear marca. Sin embargo, cuando solo se habla y crea contenido de forma puntual, sin aportar un valor real y coincidiendo con una fecha señalada para conseguir más likes, huele a oportunismo. Se requieren marcas oportunas, no oportunistas.

Pero ¿por dónde empezar? Aquí te contamos nuestros 5 imprescindibles para aprovechar las oportunidades sin ser oportunistas en RRSS. 

1. Diferencia entre oportunismo y oportunidad.

Lo primero que hay que tener muy claro para no caer en el oportunismo es saber diferenciar entre ser oportuno y ser oportunista. Ser oportunista consiste en lucrarse a toda costa de una causa, sin hacer nada para beneficiarla y con el único objetivo de favorecer a la marca. Este tipo de actuaciones no solo carecen de sentido, sino que pueden volverse en contra de la marca. Los consumidores detectan este tipo de incoherencias y las rechazan. Además, se corre el peligro de que una persona influyente y verdaderamente implicada con el movimiento pueda hablar mal de la marca y perjudicar su credibilidad e imagen.

Por otro lado, aprovechar la oportunidad reside en aportar valor a los clientes a la vez que se crea marca. Es cuando existe un compromiso real y demostrable con hechos hacia una causa o movimiento que, eventualmente, se promueve y comunica aprovechando una fecha o suceso de la actualidad.

2. La base de todo: ser coherente.

La comunicación y creación de contenido para demostrar el compromiso de la marca hacia una causa social o suceso solo será recibida positivamente por la gente en el caso de que sea coherente que dicha marca participe de esa conversación o movimiento.

Para conseguir esta coherencia se debe hacer un análisis introspectivo de la marca y reconocer si el ámbito de actuación y los valores de la marca están relacionados con los de la causa. No todas las marcas deben hablar de todo. Además, tanto el mensaje como el tono deben ser coherentes con la marca y estar alineados con sus valores y acciones pasadas. O ¿acaso no te chirrían las marcas que de golpe hablan sobre el colectivo LGTBI+ cuando en ningún momento han mostrado ningún interés por el tema y, además, lo hacen con un tono de repente muy “molón”? A nosotros también nos chirría.

3. Ahora sí, busca oportunidades.  

Una vez tengas muy claro en qué tipo de conversaciones o causas es coherente que participe tu marca, para ser oportuno con el mensaje de tus contenidos digitales, debes estar muy al día de lo que está ocurriendo en la sociedad.

Sigue las conversaciones que hay en las redes sociales, averigua qué hace o dice tu competencia y personas influyentes y escucha las preocupaciones e intereses de tu audiencia. Luego pregúntate: ¿cómo puede mi marca aportar valor en lo que está pasando? ¿qué mensajes pueden sumar? ¿qué iniciativas puedo desarrollar dentro de mi empresa y fuera para lograr cambios positivos? ¿a qué asociaciones, eventos o personas puedo ayudar?

Una vez lo tengas claro, es el momento de dar rienda suelta a la creatividad y encontrar los mejores formatos digitales para comunicar tu mensaje y aprovechar la oportunidad.

4. Creatividad y formatos.  

Esta es la parte más entretenida. Piensa en todos los formatos y maneras en las que puedes desarrollar y comunicar tu mensaje a través de una idea creativa. Hay ocasiones en las que un tuit ocurrente en un momento determinado o bien a la marca, persona o institución adecuada, puede ser todo un éxito. Pero, repetimos, esto solo sucederá si el mensaje que acabas de comunicar es coherente con tu marca.

5. Elige bien con quién te juntas.  

Si bien el título de este último punto podría ser un consejo para tener en cuenta en nuestra vida personal, es también un consejo aplicable en el mundo de la comunicación al planear acciones colaborativas. En el caso en el que el desarrollo de tu idea creativa implique asociarte con algún influencer o partner, este se debe elegir detenidamente. ¿Qué personas referentes existen con unos valores parecidos a los de tu marca? ¿Te beneficiará esta colaboración? ¿Quieres llegar a mucha gente o solo a tu target? Estas son algunas de las preguntas que debes hacerte antes de colaborar con otra marca o influencer. Una mala elección puede perjudicar la imagen de tu marca y la credibilidad del mensaje. 

Después de leer este blog, ¿qué oportunidad no vas a dejar escapar?